El Burgo



  El Burgo situado en pleno corazón del Parque Natural Sierra de las Nieves, el lugar perfecto para los amantes de la Naturaleza y la tranquilidad.



El municipio de El Burgo es la puerta de entrada a la Comarca de Ronda tanto por Yunquera desde el valle de Guadalhorce, como por Ardales desde la depresión de Antequera. Se sitúa junto al río Turón, en la zona septentrional de la Serranía de Ronda.


Al estar situado en pleno valle, su relieve se suaviza y predominan en sus tierras los campos de olivo y cereal en contraste con los pinares que cubren la mayor parte de las tierras situadas a la falda de la montaña.


El panorama se completa con los roquedales de las sierras próximas. Las pequeñas cumbres que rodean a El Burgo ofrecen parajes de singular atractivo como el tajo del valle de Lifa, del que se pueden obtener buenas panorámicas desde el monumento al guarda forestal haciendo un alto en el camino de la carretera que conduce a Ronda. Otro lugar a destacar son, Los Sauces, en las laderas próximas al Peñón de Ronda y La Fuensanta una zona preparada con instalaciones para camping y acampada.


Estas tierras han sido ocupadas por el hombre desde épocas remotas dada la situación estratégica de cruce de caminos en la que se encuentra. Hay diferentes opiniones sobre el origen del nombre de el municipio.


Unos autores lo señalan en el vocablo griego Pargus (purgos), que significa torre; otros piensan que es de origen celta y viene del germánico Baurgs y, finalmente, para otros es de origen árabe y vendría del término borch, que equivale a torre. En tiempos de Trajano tuvo privilegio imperial por ser paso obligado de las legiones romanas en el trayecto de Acinipo a Málaga, como lo confirman los restos de la calzada hallados en el puerto del Empedrado.


Fue un pilar decisivo en la defensa de la zona frente a las tropas del Califato de Córdoba en el siglo XI durante la rebelión de Omar Ben Hafsun. A pesar de ello, los sublevados perdieron y pasó a depender de Málaga. En 1485, al igual que los restantes pueblos de la serranía, se entregó a los Reyes Católicos.


En tiempos de Felipe II y dada la bravura de los guerreros de esta villa, El Burgo tuvo el privilegio de no pagar los impuestos que correspondían a sus tierras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies