Por qué desaparecen las abejas

Por qué desaparecen las abejas

La Unión Europea anuncia una investigación para averiguar qué está matando a las abejas en todo el mundo

Es un hecho constatable que la población de abejas está siendo diezmada en todo el mundo, desde China a Estados Unidos, pasando por Europa y hasta en Australia. Sin saber muy bien por qué, desaparecen, sufren del Síndrome del Despoblamiento de las Colmenas lo que ha llevado a la práctica desaparición de los colmenares silvestres en España.

Tan preocupante llega a ser la situación que la Unión Europea ha anunciado que invertirá para el próximo año siete millones de euros para abrir una línea de investigación en apicultura que trate de dar una respuesta certera a qué está matando a las abejas.

En España las abejas tienen cuatro grandes enemigos: varroa destructor, nosema cerenae, la avispa asiática y el escarabajo de las colmenas.

La varroa destructor es un ácaro que “viene a ser como las garrapatas de los perros”,absorbe la hemolinfa del insecto disminuyendo su masa corporal. En el estado larval resulta aún más crítico debido a que los adultos nacen con menos del 30 % de peso de un adulto no parasitado. Puede llegar a destruir por completo las colmenas.

Existen tratamientos que los apicultores están obligados a aplicar pero que este año no ha resultado muy eficaz.

El nosema cerenae, es un microsporidio que se introduce en las células del aparato digestivo de la abeja y las hace envejecer de forma prematura provocando su muerte. Supone una gran amenaza en los países mediterráneos porque está adaptado a su clima y se beneficia de la apicultura intensiva dedicada a la producción de miel.

La avispa asiática procede del norte de la India y de las montañas de China, se alimenta de abejas, a las que ataca con voracidad. Tras aparecer en Francia desde China, se ha asentado en la cornisa cantábrica convirtiéndose en un gran problema para los apicultores gallegos y catalanes.

El escarabajo africano está de momento controlado en España.

A estos ya señalados hay que añadirle otro factor importante, el uso pesticidas neonicotinoides, común en el norte de Europa. Su uso fue prohibido en 2013 por la Comisión Europea lo que ha mejorado la situación en países como Alemania y Francia pero que ha tenido menor incidencia en España.

Y, por supuesto, también influye el clima, las olas de calor varían el ciclo vital de las abejas y la floración de las plantas.

Las abejas son uno de los principales polinizadores, el único en muchos lugares tras la desaparición de mariposas, pájaros y otros insectos. Entre el 35 y el 40% de las plantas de consumo humano dependen del trabajo de las abejas y cerca del 90 % de las plantas silvestres del planeta. Por todo ello, la situación es realmente alarmante.

Greenpeace España ha lanzado una campaña para recoger 250.000 firmas para prohibir permanentemente los plaguicidas que amenazan a las abejas en nuestro país.

Se puede firmar su petición en el siguiente enlace: Salva a las abejas

te puede interesar

Fiesta de Halloween Benéfica en la Eco Reserva

Fiesta de Halloween Benéfica en la Eco Reserva

“CUERNOS Y CORONAS” – Fiesta Pagana en el Bosque Encantado. Jueves, 1 de noviembre, en la Eco Reserva de Ojén