fbpx
Borrasca Nelson: Un Regalo para la Sierra de las Nieves y sus acuíferos

Borrasca Nelson: Un Regalo para la Sierra de las Nieves y sus acuíferos

La Sierra de las Nieves se viste de gala tras la visita de la borrasca Nelson, que ha dejado a su paso un espectáculo natural de una belleza incomparable. Las nevadas primaverales que cubren sus paisajes transforman el Parque Nacional en un escenario de ensueño, atrayendo a aquellos que buscan sumergirse en la grandeza de la naturaleza.

Pero la influencia de la borrasca va más allá de lo estético; ha brindado un regalo invaluable al embalse de La Concepción, un recurso vital para el suministro de agua en la Costa del Sol. Ubicado en Istán, este embalse ha experimentado un aumento significativo en su nivel, alcanzando un impresionante 49,24% de su capacidad total.

Las intensas lluvias caídas durante la noche han revitalizado las reservas de agua de La Concepción, agregando unos notables 8 hectómetros cúbicos al embalse solo durante el fin de semana. Con este ritmo, es probable que pronto supere el 50% de su capacidad máxima, brindando un respiro a una región que a menudo se enfrenta a desafíos en la gestión del agua.

Actualmente, las reservas del embalse se sitúan en torno a los 28,33 hectómetros cúbicos, comparado con los 20,13 hm3 de la semana pasada. Aún hay margen para un mayor almacenamiento, ya que la capacidad máxima del embalse es de 57,54 hm3.

Además del embalse, los pozos y acuíferos de la región también han recibido una inyección de vitalidad gracias a las abundantes lluvias. El flujo de ríos y arroyos en toda la Sierra de las Nieves ha contribuido a recargar estas fuentes subterráneas, ofreciendo un apoyo adicional para las reservas de agua locales.

Este incremento en las reservas hídricas del embalse de La Concepción es una noticia positiva para la región, especialmente en un momento en que la gestión del agua se vuelve cada vez más crítica debido al cambio climático y al crecimiento poblacional en la Costa del Sol. Sin embargo, es esencial seguir vigilando de cerca la situación y tomar medidas adecuadas para garantizar un uso sostenible de este recurso vital a largo plazo.

La Sierra de las Nieves, con su renovada exuberancia tras la borrasca Nelson, nos recuerda la importancia de preservar y proteger nuestros recursos naturales. Estos momentos de resurgimiento nos inspiran a apreciar y cuidar nuestro entorno, asegurando que su belleza y vitalidad perduren para las generaciones futuras.

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

ACTUADLIDAD

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.